Articles

Hagamos que sean el último mono

In Deporte en general, Fútbol on 21 mayo, 2014 by mancastro Etiquetado: , , , , , , , ,

En las últimas semanas, los medios de comunicación especializados en deporte han recogido varias noticias relacionadas con actos racistas, aunque yo lo llamaría más bien actos estúpidos llevados a cabo por ignorantes, que se han producido en algunos estadios de fútbol. Es una lástima que ya en el siglo XXI (aunque en cualquier otra época fuera lamentable) sigan teniendo lugar hechos como estos. ImagenCuando estudiaba periodismo, uno de los debates que nuestros profesores nos ponían encima de la mesa era si debía hacerse publicidad de determinadas cosas en los medios de comunicación. Cosas como éstas y otras muchas. A nadie le habrá pasado desapercibido la cantidad de censura y ‘autocensura’ que hay en los medios. En unos no se puede ni tan siquiera citar la palabra ‘suicidio’ pues entienden que publicitar este tipo de acontecimientos puede suponer un empujón para personas que estén en situación de profunda depresión o cualquier otro problema mental grave; en otros no se habla de boxeo o de toros; en alguno (cada vez en menos por el dinero que supone esto para el medio) no se aceptan anuncios de contactos o de carácter pornográfico, etc. Son códigos éticos de cada línea editorial.

Considero un acierto destacar estos actos racistas que se llevan dando en el fútbol desde hace mucho tiempo. Recuerdo escuchar en el antiguo Carlos Tartiere a parte de los aficionados cantando “negro, cabrón, recoge el algodón” y otro tipo de lindezas dirigidas a algún jugador que era de raza negra del equipo rival. Sin embargo, se idolatraba a jugadores igualmente negros del Oviedo, el equipo de casa, como Rabarivony, Keita, Abel Xabier…

El caso que ha desatado esta cadena de noticias de hechos racistas en el deporte se produjo hace unas semanas en El Madrigal, el estadio del Villarreal, cuando un espectador que fue posteriormente identificado y ya ha sido expulsado de por vida del Madrigal, le lanzó un plátano a Dani Alves, el lateral derecho brasileño del FC Barcelona, comparándolo así con un mono. Alves, recogió ese plátano, lo abrió, le dio un mordisco y lo lanzó fuera del campo casi sin tiempo para lanzar a continuación un córner. Fue una imagen que dio la vuelta al mundo. Tanto fue así que no tardaron en aparecer imágenes de famosos y no tan famosos por todo Internet comiendo un plátano en señal de rechazo al racismo. cadiz_realunion_03

Hasta aquí me parece todo perfecto. Pero como decía antes, escuché esos cánticos racistas en el mismo estadio al que fui cada domingo durante muchas temporadas como socio del Oviedo. No fue algo que se diera en muchos partidos, ni tampoco eran demasiados los que se apuntaban al cántico, pero se escuchaba y era lamentable. Como decía antes, a otros jugadores negros del club se les ponía en un pedestal aunque compartieran el color de piel con aquellos a los que se insultaba precisamente por él. Seguramente el mismo espectador que lanzó ese plátano en El Madrigal estaría, sin embargo, encantado de hacerse una foto con uno de los máximos goleadores de su equipo: el nigeriano Uche. O quizás habría celebrado con champán si su equipo hubiera fichado años atrás al mismísimo Ronaldinho.
Por lo tanto, ¿qué es lo que lleva a estos personajes a actuar de este modo? ¿Es realmente el odio a otras razas? Yo creo que es en buena medida ignorancia y en otro porcentaje, maldad. ¿Qué niño no se ha reído de una persona gorda? El recurso del ignorante cuando quiere hacer daño a otra persona, es destacar aquello que considera que le puede hacer daño. En este caso, algún rasgo físico que para él mismo o para otros grupos de personas resulte negativo. Lamentablemente, aún existe gente en este mundo que considera a otros mejores o peores por ser de cierta raza. Y por mucho tiempo que pase, eso nunca va a cambiar. Lo que sí puede cambiar es que cada vez sea más estrecho el cerco de los demás cuando se produce algo así. Desconozco si los espectadores que estaban alrededor de ese hombre que se ha convertido en el centro de todas las miradas tras el lanzamiento del plátano en El Madrigal reaccionaron contra él cuando éste lo mandó al campo. Si así fue, merecen el aplauso, pero si permanecieron impasibles, estos son el tipo de cosas que habría que cambiar.

contra-el-racismo-negro-34x19cm-con-letraLo mismo sucede con esa espectadora que en el encuentro de promoción de ascenso a Segunda división entre el Llagostera y el Racing de Santander imitó a un mono cuando se acercaba por el lado del estadio donde estaba sentada el jugador costamarfileño del Racing, Koné. Según parece, las instituciones han reaccionado con rapidez y contundencia. El Llagostera impedirá la entrada al campo de esta mujer y el FC Barcelona, club en el que trabajaba como empleada, la ha despedido.

Ojalá pronto veamos en los medios que este tipo de actos son reprobados de inmediato por los propios espectadores que los presencien. Eso significará que empezamos a crear conciencia de lo graves que son hechos como estos y lo importante que es pedir el mismo respeto para los demás que el que cualquiera pide para sí mismo. Y yo lo celebraré con un plátano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: