Articles

El laurel escuece en París

In Deporte en general on 26 mayo, 2014 by mancastro Etiquetado: , , , , , , ,

Nadal celebra su título de 2013 Como lo oyen. No se trata del último descubrimiento en medicina. Bendita sea esta hierba que tan buen sabor da a nuestros platos. También es la que, en forma de corona, premiaba a poetas, deportistas y guerreros en la Antigua Grecia y Roma. Y de ahí sí viene el escozor. Me explico: ocho veces en los últimos nueve años, y aunque quede escrito, lo repito, ocho veces en los últimos nueve años se ha ganado esta corona de campeón de Roland Garros Rafael Nadal Perera en París. Probablemente, junto a Wimbledon, el mejor torneo de tenis de la historia de este deporte, ha tenido un nombre propio en la última década. El famoso grito de “¡Vamos!” del mejor tenista de la historia española de este deporte y uno de los mejores del mundo no se ha hecho nunca respetar por los franceses. Y en esta 113ª edición, el insulto roza lo denunciable. El número 1 del mundo, pese a quien pese, va a debutar hoy en la pista número 2. La central queda reservada hoy para el Joao Sousa-Novak Djokovic y el Stan Wawrinka-Guillermo García-López. Una decisión que parece de todo punto de vista aberrante. Ese respeto que se presupone para cualquier campeón defensor de un título se hace aún más necesario para quien es ya por derecho propio el mejor jugador de la historia de Roland Garros. Pese a quien pese. Aunque se lleve cada año abucheos por parte de un público que nunca se ha entregado completamente al mejor jugador de la historia sobre tierra batida. Nadal y Djokovic

Parece que poco importa lo que ha logrado Nadal sobre arcilla. Poco o nada valen sus 82 triunfos y una única derrota en partidos sobre tierra batida a cinco sets. Tampoco valen de mucho para la organización parisina los 247 triunfos en 266 partidos sobre esta superficie. Un récord que, aunque sea sobre tierra, más parece de otro planeta. Y estoy de acuerdo que la historia no lo es todo, pero también es cierto que Rafa se merecía por fin un respeto y un reconocimiento. Los diarios galos ya lo dan por muerto esta edición del torneo porque sus números en este inicio de 2014 no están siendo abrumadores y porque su mayor rival hoy por hoy, el serbio Novak Djokovic, se ha impuesto en este 2014 como el mejor jugador de tenis a pesar de seguir como número 2 del mundo. En él centran las miradas los periódicos franceses y, si me apuran, presiento que en él centran sus esperanzas de terminar antes de tiempo con un mito de este torneo. Así las cosas, sólo nos queda desear al mejor jugador de la historia de Roland Garros, que vuelva a demostrar que cuando empuña una raqueta es casi imparable, especialmente cuando lo hace en París. Pese a quien pese. Espero que Nadal pueda cerrar bocas muy pronto, como siempre que ha estado en situaciones complicadas lo ha hecho. Nadal, a ti te debemos la gloria de París: ¡Vamos!

Anuncios

Una respuesta to “El laurel escuece en París”

  1. […] por todo el mundo como se merece. La organización de Roland Garros, como ya señalé en un artículo anterior, sí que ha dejado algunos detalles impropios de un grand slam del prestigio del parisino. Pero […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: