Articles

¿Respeto o dinero y fama?

In Fútbol on 28 mayo, 2014 by mancastro Etiquetado: , , , , , , , , , ,

Hace unos días que el Real Madrid consiguió conquistar su décima Champions League (antiguamente Copa de Europa) en una final de infarto ante el Atlético de Madrid. Los colchoneros se quedaron con la miel en los labios después de ver cómo se les escapaba el título en el último suspiro con un golazo de Sergio Ramos sobre la bocina que ponía las tablas y obligaba a jugar una prórroga en la Cristiano Ronaldo celebra el 4 a 1.que ya se intuía lo que al final ocurrió: el Madrid aplastó a su rival venciendo por 4 a 1.

Fue una final en la que hubo casi de todo. Mala suerte para el Atlético en forma de las lesiones de sus dos mejores jugadores, Arda Turan, que ni siquiera pudo vestirse de corto, y Diego Costa, cuya participación rozó lo esperpéntico después de haber sido noticia durante toda la semana por una “milagrosa recuperación” a base de placenta de caballo que, si me permiten el chiste malo, finalmente no fue del todo “placentera”. A los 9 minutos de partidos tuvo que decir basta y marcharse del campo cabizbajo. La final también tuvo emoción y sorpresa tras el gol de Godín que adelantó a los rojiblancos y una segunda parte en la que el Madrid puso contra las cuerdas al Atleti hasta que cayó el gol en el descuento con un magnífico testarazo de Sergio Ramos, que se ha disfrazado de Iván Zamorano en este final de temporada para anotar goles de cabeza decisivos e importantísimos. Esperemos que se haya reservado alguno para el Mundial de Brasil… Un gol que volvió locos a los aficionados madridistas y a los propios jugadores, que se marcharon a la esquina a celebrarlo eufóricos. Faltaba allí alguno como Cristiano Ronaldo que se fue caminando sin mostrar la más mínima felicidad hacia su propio campo. Extraño gesto del futbolista portugués. Extraño hasta cierto punto porque no es la primera vez que el jugador luso parece demostrar más aprecio a los reconocimientos individuales que a los triunfos de su equipo. Imagen

Pero más extraño resultó aún que, cuando el partido ya estaba decidido con el 3-1 y se señalaba penalti a favor del Madrid, Cristiano Ronaldo se volviera loco de euforia tras anotar desde los once metros como si fuera el gol más importante del encuentro (ese que Ramos había marcado media hora antes) y corriera hacia el córner (ese mismo lugar en el que el resto de sus compañeros celebraron el empate in extremis que forzaba la prórroga) para celebrar de forma exagerada e irrespetuosa su gol en la final.

Desde varios medios se ha tratado de lavar su imagen explicando que se trataba de una celebración para la película ‘Ronaldo: the movie’ y que sabía perfectamente dónde estaba la cámara cinematográfica delante de la que exhibió sus abdominales al más puro estilo Balotelli. A mí me queda la duda de si la gente ´traga´con este tipo de explicaciones. No sé si nos toman por tontos o simplemente están tan abducidos por la figura del portugués que realmente se lo creen. Cristiano Ronaldo ni se inmutaba tras el empate de su equipo en un final de partido que sí era de película, pero se volvía loco tras marcar un gol de penalti, un gol en el que tuvo tiempo de sobra para pensar qué haría si anotaba. Su locura no era producto de un gol inesperado, no era una reacción súbita tras marcar en una jugada, era un gol desde el punto de penalti.

Sabiendo que la celebración de su tanto tenía como explicación que lo celebraba para que una cámara de cine pudiera utilizar esas imágenes en una película, ya me quedo mucho más tranquilo, ¿ustedes no? ¿Es mayor la fuerza del dinero y la fama que la del respeto a un rival que no tuvo un mal gesto hacia los blancos en toda la final ni tampoco antes de ella? Cristiano Ronaldo hizo su elección con tiempo suficiente para pensarlo. Eligió la primera opción a costa del respeto a sus rivales. Su importancia para lograr la décima Champions del Madrid ha sido indudable convirtiéndose en el máximo goleador de la competición en su historia con 17 goles en 11 partidos. Su actuación en la final, y no me refiero a su rendimiento, que estuvo posiblemente motivado por la lesión que arrastró en las semanas previas al choque, dejó mucho que desear.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: